resulta
La Industria es su gente
Edic. 231
GESTIÓN

Barquillos mexicanos se van a Disney

A-DISMINUIR A+AUMENTAR

La empresa Di Conno produce 2,500 conos por hora, aparte de crear su propia maquinaria


Martes, 14 de agosto de 2012 a las 12:10
SELECT * FROM man_media  WHERE id_media='2590' sxcx.hu

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Beneficios de enlatados al alto vaco Fabricantes de envases metlicos difunden consejos de nutricin para los nios, entre 6 y 12 aos.

Crecer la demanda de comida empacada El aumento en la poblacin urbanizada detona la necesidad de comida en envases personalizados.

Nuevos aceites para la industria Son cada vez ms utilizados por la indutria, ante la restriccin de vender comida chatarra.

Mapamundi de comida empacada Mxico ser en 5 aos, el 10o pas con mayor importancia en comida empacada.

Por: Eduardo Coronado

CIUDAD DE MXICO — Después de dos décadas de arduo trabajo y buscar solución a problemas como elevar la producción de su negocio Rafael Hernández, socio fundador Di Conno, se ha convertido en un ingenioso empresario que ante la necesidad, diseñó y construyó su propia maquinaria para solventar los pedidos en el mercado nacional y el extranjero.

Bajo el concepto de barquillos artesanales de galleta para helado, este emprendedor inició trabajando con wafleras individuales, pero la demanda se incrementó y decidió adquirir maquinaria que cumpliera con la misma función.

“Necesitábamos una máquina que hiciera lo mismo en menos tiempo, primero adquirimos una de procedencia italiana de ocho planchas y posteriormente una alemana de doce planchas, pero aun así no nos dábamos abasto en temporada alta”.

Para cumplir con sus entregas, él y su equipo idearon y construyeron una tercera a la cual llamaron “máquina azteca”, que cumple con la misma función pero produce 500 conos por hora a diferencia de las importadas que en promedio generaban juntas 400 piezas.

Con ello logró duplicar su capacidad de producción, sin embargo encontró un nuevo problema, el costo de la energía eléctrica, y ante ello, tuvieron que idear otra.

Esta segunda armada llamada “Águila” y cuarta para la empresa, sería de gas y con 46 planchas, haciendo mil 500 conos por hora con menor costo de producción y evitando un impacto en sus ventas.

“Somos fabricantes de barquillos no de máquinas, hicimos la azteca por necesidad y la segunda nos ha permitido ser más competitivos pues existen empresas que generan a gran escala contra lo que nosotros hacemos de manera artesanal”.

De haber comprado más máquinas, la estabilidad de la empresa hubiera estado en riesgo, pues el hacer sus propios equipos les costó entre 60 mil pesos y 100 mil pesos cada una, mientras que el comprarlas superaría los 500 mil pesos y con menor capacidad, pero una similar a la de 46 planchas rondaría hasta 4 millones de pesos.

La empresa se empeñó por buscar la “formula secreta” que mejor se adecuara a su producto, además de darle una mayor vida de anaquel y que no fuera un producto perecedero de corto plazo.

Tras muchos meses de prueba entraron al mercado formalmente hace 10 años con un producto que podía mantenerse en buen estado de 10 a 12 meses en bodega.

Ello se logró gracias a la asesoría brindada por químicos en alimentos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dejando atrás los 30 días de conservación en buen estado que ofrecía el barquillo.

“En 2010 vendíamos millón y medio de pesos anuales, pero ahora ya exportamos, y en el mismo periodo tenemos ventas por dos millones y medio de pesos”, precisó el enttrevistado. 

Este incremento se debió a la mayor capacidad de producción (2 mil 500 conos por hora), sumado al comienzo de exportaciones a todo Estados Unidos, principalmente en Las Vegas y Disneylandia en California.

En México surten a diversas franquicias del rubro del helado, tanto mexicanas como originarias de Alemania e Italia, pero su próximo objetivo es llegar a Europa.

La versatilidad de la empresa no paró en el helado con conos de vainilla y nuez, pues comenzó a explorar la posibilidad de un barquillo salado con sabores como chamoy, cebolla, ajo, camarón y hierbas finas que sirven para alimentos y postres a través de su nueva línea Di ConnoPizza.

Una tercer línea de negocio son los platos comestibles con la misma variedad de sabores pero enfocado a alimentos como ensaladas, siendo bajos en calorías, vitaminados y con inulina que es fibra de alta pureza y ayuda a la digestión.

Al echar una mirada atrás y ver lo que ha logrado, el empresario, instó a quienes desean emprender un negocio a liberarse del miedo conciente de que cuesta trabajo, son muchos los sacrificios por hacer, pero al final la satisfacción de ver crecer su empresa en un espiral ascendente vale la pena vivir.



Zona de comentarios

Comparte esta liga: http://www.manufactura.mx/n0002GU
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar