resulta
I+DEADO EN MEXICO
Edic. 230
TECNOLOGÍA

Otro trienio perdido en Ciencia y Tecnologa

A-DISMINUIR A+AUMENTAR

Integrantes con perfil incorrecto, falta de una visin de Estado y mtodo inadecuado de trabajo


Jueves, 27 de diciembre de 2012 a las 11:45
SELECT * FROM man_media  WHERE id_media='2811' Manufactura

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La ciencia y las humanidades Trabajemos en incentivar ideas que demanda nuestro Sistema Nacional de Innovacin Mexicano.

Nuevo centro de eficiencia energtica en Mxico Es un espacio que exhibe productos y soluciones enfocados en el ahorro de energa

PODCAST: SHCP, responsable de abandonar a la ciencia Destina un presupuesto endeble a las actividades de innovacin, ciencia y tecnologa.

Tecnologa y mano de obra agregan valor a la cerveza Determinan la calidad, la innovacin y la eficiencia en esta industria tradicional

Por: Ivet Rodrguez

CIUDAD DE MXICO — No hizo falta tener una licenciatura, maestría o un doctorado, ni ser investigador o científico, para formar parte de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados de la LXI legislatura.

La comisión está integrada por 22 diputados, dos de los cuales tienen bachillerato como máximo grado de estudios, mientras que otro sólo concluyó la educación primaria, según información del Sistema de Información Legislativa (SIL). Legisladores que en su mayoría llegaron allí porque no alcanzaron un lugar en la comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, una de las más cotizadas entre los miembros de dicha Cámara, reconoció Alejandro Bahena Flores, diputado panista y secretario de dicha Comisión.

Ese es el tenor de una comisión que es el patito feo en la Cámara de Diputados. Datos de Transparencia solicitados por Manufactura indican que, en tres años de trabajo, celebró 24 de 31 sesiones obligatorias por Ley debido a la falta de quórum, que registró una asistencia promedio de 52.8%, que discutió 14 iniciativas de las cuales sólo se aprobaron cinco, y que falló en la encomienda de elevar la inversión en ciencia y tecnología a 1% del Producto Interno Bruto (PIB).

Esta comisión define en su Programa de Actividades 2009-2012, que su propósito central es conjuntar esfuerzos de todos los sectores involucrados e interesados en el impulso de la ciencia, la tecnología y la innovación. Pero en la realidad, esos temas no jugaron un papel protagónico en el ámbito legislativo.

Datos de Integralia, consultora en materia legislativa, a enero de 2012, demuestran que entre los principales tópicos de las iniciativas presentadas en la Cámara de Diputados en 2011 destacan las de Política (1,436 propuestas); Impuestos y Finanzas Públicas (263); Justicia y Estado de Derecho (333), Economía, Comercio y Competitividad (153); Trabajo y Previsión Social (89), entre otras.

No hay ninguna mención en el área de Ciencia y Tecnología.

Que el desarrollo científico y tecnológico no esté entre los temas favoritos del ámbito legislativo se debe a que no es un tema rentable en términos políticos. Los beneficios no son tangibles y se ven a largo plazo, por lo que los diputados de la presente legislatura difícilmente podrían presumirlos al electorado para legitimar su mandato o para ganar votos, explica Maximiliano García Guzmán, catedrático en Ciencias Políticas y Administración Pública en la Universidad Nacional y Autónoma de México (UNAM).

Que la comisión tenga perfiles tan distintos se debe a que el currículum o la experiencia en la materia es lo último que se toma en cuenta a la hora de elegir a los integrantes. Antes que la formación y la trayectoria del legislador, están su solicitud para incorporarse a ‘X’ comisión y las conveniencias partidistas. Al menos así lo relata el diputado panista Alejandro Bahena Flores, secretario de dicha Comisión.

En una reunión previa al inicio de los trabajos de LXI legislatura (los 140 diputados panistas) “Anotamos, en orden descendente, las cuatro comisiones a las que queríamos pertenecer (…) Todos los diputados quieren estar en la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública o en las más mediáticas”, plantea Bahena Flores.

Así se entiende por qué la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública está conformada por 41 integrantes, mientras que la de Ciencia y Tecnología tiene 23. Los partidos minoritarios repartieron a sus diputados de manera inequitativa: el PRD colocó a siete de sus 70 diputados en la de Presupuesto, y sólo a uno en Ciencia y Tecnología. Movimiento Ciudadano (Convergencia) puso a uno de sus cinco diputados en la primera y a nadie en la segunda, mientras que el Partido Verde puso a dos de sus 25 diputados en Presupuesto y a nadie en Ciencia y Tecnología, según datos de la Cámara de Diputados.

Esto explica por qué entre los diputados que han pasado por la Comisión de Ciencia y Tecnología haya uno con educación primaria, cuatro con bachillerato, 18 con licenciatura, 10 con maestría y sólo tres con doctorado, según datos recogidos en el Sistema de Información Legislativa.

Los problemas vienen cuando los partidos postulan a gente sin perfil académico. “Entonces no tienen la materia prima para integrar las comisiones: no tienen los suficientes médicos para la comisión de salud, ni los suficientes ingenieros para (integrar la Comisión Especial) de Industria Automotriz”, anota Bahena.

Aquí uno de los casos más representativo en la legislatura que está por concluir: Pedro Ávila Nevárez, diputado priista, únicamente estudió la educación primaria, lo cual le bastó para desempeñarse como diputado local en la legislatura LXII del Congreso de Durango, diputado federal en las legislatura LI y LIX, profesor de educación primaria, locutor de la estación radiodifusora XEC y periodista en el diario el Sol de Durango.

Ávila Nevárez tiene 75 años y es originario de Durango. Ingresó a la LXI legislatura el 25 de febrero de 2010, como suplente del diputado priista Jorge Herrera Caldera. Desde entonces es integrante de las comisiones de Ciencia y Tecnología, Transporte, Atención a Grupos Vulnerables y de la comisión especial de Análisis de Políticas de Creación de Nuevos Empleos.

Su trabajo como diputado se refleja en cuatro iniciativas: una corresponde a vigilar el precio de adquisición de la canasta básica, dos tienen que ver con derechos laborales de los mineros y una es una propuesta para inscribir con letras de oro la leyenda “Adolfo López de Mateos” en uno de los salones del Palacio Legislativo de San Lázaro. Nada de ciencia y tecnología.

Además se adhirió a iniciativas como la creación de un ordenamiento jurídico para establecer la Escuela Nacional de Charrería, la eliminación de la policía municipal y facultar al Consejo Nacional Contra las Adicciones para crear un padrón de agrupaciones de Alcohólicos Anónimos.

Ávila Nevárez acudió a cuatro de seis votaciones en el pleno relacionadas con temas de ciencia y tecnología –todas modificaciones a la Ley de Ciencia y Tecnología (LCyT)– y asistió a 60% de las reuniones de trabajo obligatorias de la Comisión de Ciencia y Tecnología.

En México, la inversión que se destina a ciencia y tecnología se ha mantenido entre 0.4 y 0.4% en los últimos 20 años. “Si la gráfica del histórico de la inversión que el gobierno mexicano hace en este rubro fuera un electrocardiograma, tendríamos que la ciencia y la tecnología están muertas, en tanto que la gráfica dibujaría una línea recta”, concluyó Julio Mendoza, director del Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal (ICyTDF).

Más información en Manufactura



Zona de comentarios

Comparte esta liga: http://www.manufactura.mx/n0002FJ
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar