resulta
La Industria es su gente
Edic. 231
INDUSTRIA

Generacin del conocimiento

A-DISMINUIR A+AUMENTAR

La investigacin cientfica y tecnolgica ha adquirido una relevancia sin precedente.


Martes, 06 de marzo de 2012 a las 17:47
SELECT * FROM man_media  WHERE id_media='2223' Juan Carlos Garca Cruz
Por: Juan Carlos Garca Cruz

En la actualidad la investigación científica y tecnológica ha adquirido una relevancia sin precedente, pues los conocimientos y aplicaciones que se derivan de los sistemas científico-tecnológicos son considerados fundamento y motor para el desarrollo económico y social de los distintos países del mundo. El conocimiento, en cualquiera de sus formas, siempre ha sido esencial para el avance de las sociedades. Sin embargo, a partir de la segunda mitad del siglo XX el conocimiento derivado de las actividades científicas y tecnológicas adquirió una importancia estratégica sin precedente para el desarrollo de las naciones.  

Para Peter Drucker (el llamado padre del management e impulsor de la Sociedad del Conocimiento), “el conocimiento es la información organizada sistemática e intencionalmente dada y su adquisición sistemática se da mediante la educación formal”. Es evidente que el autor austriaco se refiere al conocimiento explícito o codificado; el cual se expresa de manera formal y sistemática. Además este tipo conocimiento está constituido por un conjunto de principios generales y leyes suministradas por las comunidades científicas y de ingeniería, que proporcionan el fundamento para la práctica. Estos principios y leyes están contenidos en manuales, libros de texto, revistas científicas y técnicas, especificaciones de materiales o componentes, en manuales de procesos comerciales y equipos de investigación. Como puede observar estimado lector, este tipo de conocimiento es muy costoso y complejo; debido a que requiere fuertes inversiones económicas en educación e investigación que preparen nuestro capital humano hoy tan golpeado por los malos resultados en varias pruebas educativas. 

Sin embargo, lejos de cuestionar los malos resultados de nuestro capital humano, lo que pretendo en esta columna es poner en relieve los casos que pueden formar vocaciones como vimos en la entrega pasada (La ciencia y las humanidades) y en este punto es pertinente mostrar el otro lado de la moneda que se refiere al conocimiento tácito que resulta difícil de expresar formalmente y, por tanto, es difícil de comunicarlo a los demás, estando profundamente enraizado en la acción y en el cometido personal de un determinado contexto o cultura. Es decir, se transmite de generación en generación y su riqueza reside en observar las condiciones y el contexto de la cultura. En este sentido, Dominique Foray y Bengt Lundvall dos importantes teóricos de la economía e innovación han puesto en relieve otros tipos de conocimiento que ponderan otro tipo de competencias en la cultura.

En primera instancia, Know-what (saber qué) se refiere al conocimiento acerca de “hechos”, como ejemplo podemos se encuentran los abogados y los médicos que deben poseer mucho de este tipo de conocimiento para realizar adecuadamente su trabajo. En segunda instancia, Know-why (saber por qué), el que hace referencia “al conocimiento científico de los principios y leyes de movimiento en la naturaleza, en la mente humana y en la sociedad”.

Este tipo de conocimiento ha sido muy importante para el desarrollo tecnológico en ciertas áreas, tales como las industrias química, eléctrica y electrónica. La producción y reproducción de Know-why es llevada a cabo en organizaciones especializadas, ya sea a través del reclutamiento de personal entrenado científicamente o mediante el contacto directo con los laboratorios de las universidades. En tercera instancia, Know-how (saber cómo), se refiere a la habilidad y/o capacidad de hacer algo. Esta puede relacionarse con la producción, pero también con otras actividades en el ámbito económico. Finalmente, Know-who (saber quién), se refiere a la mezcla de diferentes clases de habilidades, incluidas las llamadas habilidades sociales, que permiten tener acceso al experto y usar su conocimiento eficientemente. El saber quién, implica información acerca de quién sabe qué, y quién sabe cómo hacer qué. Es importante destacar que, para Foray y Lundvall (1996) el dominio de estas cuatro clases de conocimiento tiene lugar a través de diversos canales.

Hasta aquí podemos observar que el conocimiento no depende únicamente de factores técnicos y tecnológicos; si no que al contrario hay una importante riqueza en nuestra cultura y donde la transmisión del mismo juega un papel vital para generarlo.  Es por esto que debemos alimentar las vocaciones y los modelos exitosos que lleven a nuestro capital humano a tener otro panorama que puede redituar en futuros profesionales. En las siguientes entregas ejemplificaré cada uno de los conocimientos que se han narrado aquí; con la finalidad de ubicar a distintos actores que hacen que nuestro país siga progresando aun y con todos los defectos que son evidentes en nuestra sociedad.  



Zona de comentarios

Comparte esta liga: http://www.manufactura.mx/n0001YS
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar