resulta
La Industria es su gente
Edic. 231

El futuro de la industria

A-DISMINUIR A+AUMENTAR

El velcro, los trajes de buzo, autos y hasta turbinas han sido diseados copiando a la naturaleza;


Martes, 13 de octubre de 2009 a las 22:35
Por: America Salinas / Corresponsal

LAS VEGAS (Manufactura) — Un gran cambio se está gestando en la industria respecto a la forma de ver y utilizar a la naturaleza en beneficio del ser humano. Se trata del campo de estudio de la biomimética —biomimicry en inglés—, ya se desarrolla en todo el mundo a nivel industrial y consiste en imitar o inspirarse en el sistema y la tecnología con la que los organismos usan sus propios recursos para sobrevivir, de modo que puedan ser aplicados para resolver problemas y retos humanos.
Una de las más importantes precursoras de esta disciplina en el mundo, Janine Benyus, presidenta del Instituto de Biomimética en Estados Unidos (EU), afirma que ésta ha cobrado gran fuerza e interés comercial en los últimos 10 años y, gracias a la tendencia ‘verde' en el mundo, sus resultados han logrado pasar del laboratorio a los anaqueles de las tiendas, las plantas de producción y los diseños arquitectónicos, entre otras áreas.
Ahora se han logrado manufacturar diversos productos usando el mínimo de materiales y energía, mantener la temperatura ambiente de un edificio sin calefacción o aire acondicionado, crear color en telas sin uso de pigmentos, producir pegamento altamente resistente sin necesidad de usar productos tóxicos, crear recubrimientos con capacidad de auto limpieza, entre cientos de casos (algunos se detallan en www.asknature.com), creada especialmente para servir como fuente de inspiración de diseños y, al mismo tiempo, formar una comunidad de profesionales interesados en el tema.
"La emulación consciente de la genialidad de la vida es una estrategia de supervivencia para la raza humana, un camino hacia un futuro sustentable. Entre más funcione nuestro mundo como el mundo natural, más tolerantes seremos para esta nuestra casa, donde no estamos solos", afirma Benyus.
La bióloga, quien promovió la biomimética a nivel industrial a partir de su libro Biomimicry. Innovation Inspired by Nature, publicado por primera vez en 1997, afirma que los seres humanos tienen apenas unos años en la tierra, pero hay millones de especies casi con cuatro billones de años de supervivencia, que con procesos de evolución y adaptación, han logrado desarrollar ideas tecnológicas en su comportamiento que pueden servir de ejemplo a la especie humana.
"Estas especies tienen su tecnología probada y nos están ofreciendo millones de ejemplos para funcionar de manera eficiente en las mejores condiciones para la vida, los modelos están allá afuera y, lo mejor, es que están probados y no perdemos tiempo en errores", subraya.
MÉXICO "EN LA CUNA"

Si bien en México todavía no se han generado casos de biomimética, desde hace tres años la Universidad Iberomericana ha sido pionera en traer la disciplina a las aulas y talleres de varias carreras, pero sobre todo en la arquitectura.
De acuerdo con el profesor adjunto del departamento de Arquitectura de la Universidad Iberoamericana, Raúl de Villafranca, el estatus de México en cuanto al desarrollo de la biomimética es que se encuentra "en la cuna".
"La biomimesis, como preferimos llamarla nosotros, es una disciplina emergente que trajimos a México hace tres años; a partir de ahí lo hemos estado aprendiendo, difundiendo y comenzando a aplicar, pero está apenas en la cuna, en la gestación", asegura.
Hasta ahora han desarrollado tres talleres de diseño con el Instituto de Biomimética en el que han participado todas las disciplinas, es decir, ingenieros, químicos, administradores, abogados, diseñadores industriales, arquitectos, urbanistas, economistas, etcétera y, según lo aprendido, la biomimética se puede aplicar en cualquier tipo de disciplina, añade el académico.
"Después de tantos años de evolución cultural tal vez estamos ante una serie de conocimientos que nos bloquean la creatividad y el potencial de diseño, pero cuando uno sale a la naturaleza y ve los ejemplos que se pueden aplicar, se regresa con una ventana infinita de posibilidades y oportunidades creativas y ecológicas", afirma. Es un hecho que la biomimética ha cobrado mayor atención en los últimos años, ante la respuesta de si esto se ha dado debido a la tendencia ‘verde' en el mundo, Villafranca considera que "algo tiene que ver esto que le llama la sabiduría colectiva que se va dando y que nos ha llevado a este punto, pero la cuestión de la moda ‘verde' está ahí, sin embargo, hay que tener cuidado a qué nivel realmente se está diseñando de forma ecológica, la biomimesis es una buena solución". En definitiva, reconocer el genio de la naturaleza es verla de forma diferente, como modelo, medida y maestro, este cambio de percepción ha gestado un cambio de conciencia que podría no solamente resolver los problemas humanos, sino convertir a esta raza en un organismo adaptado con su entorno.


 


Zona de comentarios

Comparte esta liga: http://www.manufactura.mx/n0000H7
Arrastrame Arrastra esta imagen a tu Barra de Tareas para agregar este sitio ó da click aquí para agregar al menu de Inicio Cerrar